El acabado zintro es una lámina de acero recubierta mediante una aleación compuesta por aluminio (55%), zinc (43.5 %) y silicio (1.5 %), mediante un proceso continuo de inmersión en caliente.

Detallamos algunas de las ventajas de la lámina zintro.

Resistencia a la corrosión atmosférica:

Zintro ha demostrado ser de 2 a 3 veces superior que la lámina galvanizada en ambientes industriales, rurales, marinos y marinos severos.

Resistencia a la corrosión por rocío de sal:

En pruebas de laboratorio y de exposición en ambientes marinos, se ha comprobado que zintro resiste mínimo cinco veces más que la lámina galvanizada cuando no hay cortes expuestos y tres o más veces cuando los cortes están expuestos.

Resistencia a la corrosión por altas temperaturas:

El recubrimiento aluminio-zinc posee una excelente resistencia a la oxidación por calor.

Reflexión al calor

El contenido de aluminio del recubrimiento le permite reflejar en mucho mayor grado el calor, en comparación con una lámina galvanizada.

Protección catódica

El zinc contenido en la aleación protege las áreas dañadas, tales como cortes y perforaciones mediante una efectiva protección catódica, en donde el zinc se sacrifica protegiendo el acero contra la corrosión.


Artículo creado con información de mabasa.com.mx